YA EN LA CALLE LA ÚLTIMA EDICIÓN DE LA NEVERA, EL LIBRO ABIERTO EN EL QUE PUEDES PARTICIPAR.

lunes, 13 de febrero de 2012

Claro



Se casó con el joven que se le había declarado años atrás. La boda fue perfecta pero en el hotel que pasaron la luna de miel se declaró un incendio del que no consiguieron escapar.
Al parecer fue obra de un loco.
De un pirómano declarado.

13 comentarios:

  1. ¿No sería el mismo que se le había declarado años atrás? Buen juego de palabras.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Quién sabe, Maribel? El desamor es peligroso.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. !Pobres! con tanta declaración.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, San. El micro juega con las acepciones del verbo; las positivas y las que no lo son tanto.
      Un saludo.

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Aster, me ha gustado tu juego de palabras.

    Siendo hoy San Valentín, te copio la forma pero permíteme que le cambie el fondo.
    “Se casó con la joven a la que tanto había deseado años atrás. La boda fue impecable y en el hotel que pasaron la luna de miel se desearon bajo el fuego de la pasión del que no intentaron escapar.
    Al parecer fue obra de Cupido.
    Del dios del deseado amor”.

    Que nunca nos falte un pequeño gesto de amor en vuestras vidas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oportuna actualización, compañera.
      Mis mejores deseos.

      Eliminar
  5. Se podría declarar con cierto humor negro que les consumió la pasión, y es mejor sin duda que, al cabo de uno o dos años, declararse en huelga de amor.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nos faltaba esa acepción, "declararse en..." (huelga, quiebra...)
      Gracias, José Antonio

      Eliminar
  6. Eres un genio, compañero, buen juego de palabras. Declaro que es el micro de un declarado escritor muy inteligente.

    Besos y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Mari Carmen. Vienen muy bien estas inyecciones de autoestima.

      Eliminar
  7. Ater, hay amores incendiarios que se consumen.

    Un abrazo.
    Sergio Astorga

    ResponderEliminar