YA EN LA CALLE LA ÚLTIMA EDICIÓN DE LA NEVERA, EL LIBRO ABIERTO EN EL QUE PUEDES PARTICIPAR.

sábado, 20 de enero de 2018

PRESENTACIÓN DE LA ANTOLOGÍA "CUÉNTALO CON EL CORAZÓN"


Sumidos en plena canícula estival la Asociación Parkinson Nervión Ibaizabal convocaba el "I Concurso de Cuentos Breves".   
El relato tenía que hacer referencia a dicha enfermedad así que, aunque la convocatoria  me pillaba  alejada totalmente del ordenador, hubo dos razones que me animaron a presentarme. La primera, el objetivo solidario que había detrás del concurso. La segunda era más personal. Ya que lo normal es que  hablen de la enfermedad los enfermos, sus familiares o amigos, los psicólogos o el personal médico, yo podía dar la visión como vecina de una persona con la citada enfermedad. Al ser vendido el piso superior al nuestro el Parkinson se alojó como inquilino. Y así surgió el texto llevó a mi participación en este concurso con el título El tercer inquilino.
El 8 de noviembre supe el dictamen del concurso:
MODALIDAD CASTELLANO
1º PREMIO: “NO ES DIOS VIEJO” Jorge Saiz Mingo
2ªPREMIO: “UN MUNDO INTERIOR” Manuel Terrin Benavides

MODALIDAD EUSKERA
1º PREMIO: KULUNKAULKIA“ Ainara Elizondo Lizarraga
2ºPREMIO: EKLIPSEA” Iñigo Legorburu Arregi

PREMIO ESPECIAL
PERSONA ASOCIACIÓN:“TODO ES CUESTIÓN DE PROPONERSELO” Mercedes Real Sedano

El 27 del mismo mes se me comunica que dada la calidad de los relatos presentados en el concurso, la Asociación Parkinson Nervión Ibaizabal ACAPK había decidido incluir una selección de esos cuentos en el libro que se iba a editar con los relatos ganadores. Mi cuento, "El tercer inquilino", había sido seleccionado por el jurado y me pedían la autorización ya que les gustaría poderlo incorporar a la edición.
Y cronológicamente llegamos al día de ayer, 19 de enero, día de la presentación del libro “Kontatu Bihotzarekin-2017- Cuéntalo con el Corazón”.
Un miembro de la Asociación y la coordinadora del jurado dieron comienzo a la presentación del acto.  
A continuación, fue la presidenta de la Asociación ACAPK la que nos leyó unas palabras sobre la labor que levan a cabo así como el listado de los obstáculos a los que se ha de enfrentar día día todo el colectivo. Os puedo asegurar, que independientemente de las lecturas que se hicieron después, a mí este discurso me pareció lo mejor de la gala a nivel literario y humano. Si se trataba de hablar con el corazón ella, que lucha contra la enfermedad, lo hizo.

Seguidamente se hizo la entrega de galardones a los autores premiados procediéndose a la lectura de unos fragmentos de los textos premiados y de alguno de los seleccionados.

 

Un dialogo entre los autores con la coordinadora del jurado nos iba llevando hacia el fin del evento. Entre otras cosas, supimos que ya eran veteranos en concursos y que incluso ya habían coincidido como premiados en otros concursos, nos contaron cómo se enfrentan a la labor de comenzar un relato y de la oportunidad de haberse acercado a la enfermedad a través del concurso. 

He de resaltar que el punto musical del acto lo puso el Grupo de Percusión del Conservatorio de Barakaldo de la mano de tres de sus alumnos más avanzados, interpretando en una sola marimba un peculiar y variado repertorio.

La foto de foto de grupo y un variado lunch puso fin a una tarde de disfrute.
Por cerrar esta reseña os dejo mis fotos personales para el recuerdo.
La primera con mi vecina Luisa. Ella y yo sabemos que mi relato estaba escrito con el corazón. Ella y su familia para mí fueron todo un ejemplo ante el Parkinson de Pablo. 
Con mis amigas, que están siempre a mi lado para animarme en los momentos más flojos y para celebrar los otros y que ya se han leído el libro.

Con Aintzane Corchado, perteneciente al Comité Ambiental del proyecto Agenda 21 que coordino y alumna aventajada en percusión y en todo lo que se proponga en la vida.



Solo me queda agradecer la oportunidad a la Asociación Parkinson Nervión Ibaizabal así como a los colaboradores que les han ayudado a llevar a cabo el concurso y la gala de entrega de premios que con tanto mimo han organizado.

domingo, 14 de enero de 2018

PRIMERA LECTURA DEL AÑO: ÁRBOLES DE CENIZA de Maribel Romero Soler

El pasado mes de mayo la editorial TANDAIA convocaba el IV Premio de Novela Juvenil CEPA con la intención de dar cabida a la publicación de nuevos escritores así como de fomentar la lectura entre los jóvenes.
Finalmente fue el 28 de julio cuando se confirmó que la ganadora del citado premio era Maribel Romero Soler, compañera nuestra que no ha dejado de ofrecernos obras de gran calado habiendo demostrado con creces que domina los códigos para llegar a todos los sectores de público.
La novela galardonada, ÁRBOLES DE CENIZA, ya ha visto la luz en papel y paso a comentaros algunas pinceladas sobre las impresiones de la lectura. 

La casualidad me ha llevado a haber elegido un fin de semana muy gris, con un cielo y un entorno muy color ceniza y similar al que se describe en toda la narración. 
La historia empieza cuando los habitantes de un poblado se reúnen 10 años después de haber sucedido una gran explosión que les llevó a vivir entre el frío y la oscuridad, con un  cielo sin pájaros y un sol sin fuerza, con una tierra con poca  flora y sin color, con recursos limitados y aguas oscuras y, por si todo fuera poco, sin la posibilidad de procreación. 
Todo ello les llevó a un nuevo tipo de organización social, a una nueva manera de entender la supervivencia y dar una gran importancia a los valores-solidaridad, confianza, nobleza, bondad,...-, que les pudieran llevar a intentar ser felices mientras en su interior albergan la esperanza futura de que el mundo recupere el equilibrio perdido. 
Dos personajes adultos van marcando la historia, Lucho, el maestro, y Marina, la doctora. Y, entre otros, dos personajes jóvenes, Laisa y Frek, van desnudando sus sentimientos en un mundo que no les parece ideal, mientras oyen hablar de los claroscuros de un mundo pasado y anhelan poder vivir su incipiente amor en un mundo mejor aún por llegar. El devenir de los acontecimientos hará que haya una lucha entre dos bandos y otra en el interior de alguno de los pobladores. Utilizando el arma que menos daño hace, la palabra, y con la naturaleza como aliada se desentrañará un final tan sorprendente como esperanzador. 
No he podido estar más de acuerdo con el jurado. La novela me ha gustado mucho. Destacar que la lectura ha sido muy agradable en el sentido de que los textos que nos ofrece nuestra compañera están siempre muy cuidados en cuanto a frases ágiles, vocabulario exquisitamente elegido, adjetivación precisa, una impecable definición de los personajes y descripciones que casi nos hacen trasladar al lugar exacto de la historia. Maribel no deja nada al azar. Todo lo va construyendo poco a poco, de menos a más en cuanto a conseguir que vayamos quedando atrapados en la trama, llevándonos de la mano intentando que vivamos con los personajes y que nos empapemos de sus emociones y sentimientos como si fuésemos uno más de los mismos. 

Sinopsis:
(Ya a la venta en la web de Editorial TandaiaY en librerías)
Diez años después de La gran explosión, el mundo comienza a resurgir. Los escasos supervivientes han tenido que adaptarse a drásticos cambios y, al mismo tiempo, han aprendido un nuevo concepto de vida, sencilla y sin pretensiones, en el que impera la solidaridad y la ayuda mutua. Pero en este nuevo mundo el egoísmo, la maldad y el deseo de poder siguen ocupando su espacio.

Los habitantes de uno de los poblados levantados después del cataclismo tendrán que enfrentarse a una situación de peligro, e intentarán que la pequeña estabilidad conseguida no se pierda. Para los más jóvenes, que no han conocido el mundo anterior, será toda una enseñanza sobre la vida, la generosidad y la supervivencia.

Pero ¿qué pasó diez años atrás? ¿Nadie fue capaz de predecir la catástrofe?

sábado, 6 de enero de 2018

ALAS PARA VUESTROS SUEÑOS

Hoy es una noche mágica, una noche de ilusiones para todos los pequeños que he tenido la ocasión de ver desde mi papel de paje de Baltasar en la cabalgata. 
Seguro que cuando despierten hallarán la mayor parte de lo que han pedido. Mientras avanzábamos delante de la carroza iba yo pensando qué pedir para todos los compañeros y transeúntes de este foro y para mi gente. En un principio he pensado pedir felicidad. Pero me he dado cuenta que no era posible. La felicidad no te la da nadie. La lleva uno en su interior. Cada uno se la tiene que trabajar su felicidad al igual que se trabaja la tierra. Así que he decidido pedir alas para vuestros sueños. Sí, creo que ha sido la opción más acertada habiendo tenido tan cerca la oportunidad de hacerlo.
Mientras nuestros sueños van tomando forma, no olvidemos que el mejor regalo que, acaso, podamos tener sea el de las personas que están incondicionalmente  siempre a nuestro lado. 


sábado, 23 de diciembre de 2017

sábado, 16 de diciembre de 2017

NOVENO ANIVERSARIO DE LA NIEVE

Hoy este Foro literario La nieve cumple 9 años.  Es una gran ilusión que aún podamos venir a buscar un poco de aire fresco a este espacio  ya que en este periodo  seguro que todos hemos sido testigos de cuántos proyectos, empresas e ilusiones  se iban disipando en nuestro entorno a modo de frágiles copos níveos. Si bien es verdad que en los últimos tiempos no ha habido mucha actividad, podemos asegurar que las personas que habitualmente transitamos por aquí seguimos en ese empeño de leer, escribir o  publicar, en resumen, de disfrutar de la Literatura desde todas las aristas que la misma nos ofrece.  Es por lo que solo podemos alegrarnos de celebrar el  aniversario de este espacio que siempre sirvió como una plataforma más para lograrlo. 
Aster me dice que el foro debería dar un salto y adaptar su formato a los tiempos de "microblogging" en que nos movemos. Así que no os sorprenda si uno de estos días esta bitácora se reinventa con un nuevo soporte. Estemos donde estemos, que todos sigamos por el río de los sueños.
Voy caminando en el medio de la noche
a través del desierto de la verdad
al río tan profundo
Todos terminaremos en el océano
Todos comenzamos en los arroyos
Todos somos llevados
por el río de los sueños” Billy Joel
Gracias a todos los que habéis latido en sintonía con nosotros porque nos habéis ayudado a escribir parte del libro de nuestra vida.

martes, 31 de octubre de 2017

HALLOBLOGWEEN 2017

Llegadas estas fechas, El Foro Literario La nieve no podía faltar a una convocatoria ya clásica, la del Halloblogween de la mano de la escritora Teresa Cameselle. Gracias a nuestra compañera por los ocho años que nos lleva acogiendo en su casa y por la oportunidad de abrir las puertas de la nuestra. 
Si os atrevéis, teclear AQUÍ y llegareis a vivir emocionantes y terroríficos momentos con los textos del resto de los compañer@s participantes en este apasionante viaje. 
http://www.teresacameselle.com/2017/10/halloblogween-2017-bienvenidos.html
EL DESVÁN
Aquella noche sentí miedo, mucho miedo. Fui consciente de que no era lo suficientemente pequeña como para llamar a mis padres para contarles el terror que estaba sintiendo ni lo suficientemente mayor como para enfrentarme a ello y desentrañar el origen de aquel pavoroso episodio.
Todo comenzó con la visita a unos parientes. Una experiencia rural y muy alejada de nuestra forma de vida totalmente urbana. El primer día fue como vivir una película, entrar en el interior de una bodega como quien va a llegar al centro de la tierra, ver nacer a un corderillo y ponerle nombre, poder ver la trilla en la era y múltiples experiencias más.
En la cena degustamos la típica sopa castellana con pan, ajo y huevos. La habitación que me asignaron para el merecido descanso estaba en el primer piso. Por la novedad y las vivencias del día caí rendida. No supe cuánto tiempo pasó hasta que unos sonidos extraños hicieron que me despertara. No eran muy intensos. Venían del piso superior. Según volvía a coger el sueño, de nuevo retumbaban en mis oídos los mismos ruidos. En vano, intenté adivinar su origen. Cada vez me fui encogiendo más bajo aquellas sábanas blancas ribeteadas con encajes de bolillos. Sentí frío, mucho frío, y un desgarro por todo mi cuerpo debido al alcance del viaje de mi imaginación. Por mi mente pasaron infinidad de hipótesis que fui descartando una tras otra, ratas, murciélagos, fantasmas, zombis,… Las horas me parecieron días y la noche una infinita eternidad. Desde las contraventanas de madera un diminuto rayo de luz hizo entrever que mi pesadilla estaba llegando a su fin.
Con gran alboroto entró la prima de mi madre a darme los buenos días. Totalmente agotada y aturdida me puse la bata y, mientras ella procedía a abrir las ventanas, tímidamente le pregunté por la estancia superior. Ella me contestó que, como en la mayoría de las casas de pueblo, se trataba del desván. Debió de ver la curiosidad en mi cara y añadió que se utilizaba para guardar enseres que no eran de uso habitual. Continuó diciendo que en aquel momento, y con motivo de la trilla, tenía otra utilidad. Ante mi cara, mezcla de sorpresa y miedo, me dijo si, acaso,  me apeteciera subir a verlo. Con gran incertidumbre, pero deseando disipar el motivo de mi terrorífica noche, asentí tibiamente. Cogió una gran llave y, tras recorrer el largo pasillo, abrió una vieja puerta que se hallaba al fondo del mismo. Su chirrío, que hubiese levantado a un muerto, removió de nuevo mis entrañas. Tras de ella, temblando y apoderada de nuevo por el pánico, comencé a subir unas estrechas y polvorientas escaleras de madera. Ante mis ojos apareció un gran desván. Por las esquinas baúles, cajas y aperos de todo tipo. En el centro, el origen de mi desasosiego. Respiré hondo. Jamás lo hubiese imaginado. Se trataba de una gran montaña de trigo. Con gran estupor observé que de la misma, simplemente con nuestras pisadas, descendieron rodando cientos de granos de cereal que al chocar contra el suelo hicieron el efecto de una gran tormenta de granizo.

miércoles, 25 de octubre de 2017