YA EN LA CALLE LA ÚLTIMA EDICIÓN DE LA NEVERA, EL LIBRO ABIERTO EN EL QUE PUEDES PARTICIPAR.

martes, 15 de marzo de 2016

PELUSILLAS EN EL OMBLIGO


La vida nos reta a desligar las hebras de felicidad entretejidas en los incontables microrrelatos. 

La infancia es una novela que crece al ritmo vertiginoso de un cuento y acaba reducida a un fugaz microrrelato.  

Tras estas sentencias  de nuestros compañeros, en su libro Pelusillas en el ombligo se inicia un periplo de  microrrelatos en el que con cada texto, unos abiertos a la interpretación y otros transparentes como el aire, a veces con un trato muy descarado y otras con sutileza, pretenden no dejarnos indiferentes. Conmigo lo han conseguido. Lo que he sentido han sido dentelladas  mordaces que me han inducido a sentimientos muy punzantes, en algunos casos  próximos  a las inquietudes de muchas personas, barbarie, furia, sorna, sátira, vértigo, ímpetu,…En ciertos momentos de la lectura también me he dejado llevar por la imaginación, unas veces por no querer aceptar lo que intuía que se quería decir, y otras, en ese intento de continuar la historia por ese camino que Esther y José Antonio nos iban trazando.
No me he resistido ante el reto que hicieron  a los lectores del libro para ver si eramos capaces de fotografiar alguna de nuestras pelusillas. Como no tengo la costumbre de mirarme mucho el ombligo, en el intento la única que he encontrado he de decir que me ha impactado tanto como el libro. 

17 comentarios:

  1. Me alegra comprobar que nuestros objetivos se han cumplido.
    Siempre decíamos que, aunque no lográramos que estas pelusillas vieran la luz, siempre nos quedaría el recuerdo divertido y enriquecedor de haberlas cocinado.
    Seguramente no tocaremos las estrellas con este pequeño gran libro, pero a mí me basta con haber alcanzado el cénit y el nadir.

    Un abrazote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esther, todo paso dado deja poso. Estoy completamente segura que si no has tocado las estrellas con este proyecto habrás conseguido quitar alguna que otra piedra y poner más luz en el camino de llegar a ellas. En un futuro me encantaría poder disfrutar de tus habilidades literarias con un proyecto solo tuyo. En este libro he echado de menos que estuviera identificada la autoría de cada texto. También ha sido un reto a lo largo de la lectura intentar encontrar tu esencia.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Coincides con Maribel: a ella también le sorprendió que no estuviera identificada la autoría. Mucho se habló al respecto. En el manuscrito original, de hecho, usábamos una letra distinta para cada autor. Sin embargo, algo debió suceder. Algún día lo contaremos.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. Gracias por tu apoyo. Creo que, de momento, seguiré publicando mis libros en iBooks. Si tienes un dispositivo Apple puedes descargarte una novela corta que escribí hace unos años, Maribel Romero dejó una reseña; el resto de publicaciones son infantiles, a excepción de un pequeño ensayo que creí interesante escribir.
      En cuanto a la autoría de los textos, dejaré a mi colega el placer de las explicaciones.

      Un abrazote.

      Eliminar
  2. Muchas gracias, Alicia, por "pelusillear" con nosotros, un verbo que la RAE va a incluir en la próxima edición del diccionario. Es un logro haberte hecho sentir todas esas cosas de las que hablas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. José Antonio, a pesar de los pocos caracteres de los textos su lectura produce reacciones de gran intensidad. Me has hecho recordar los tiempos en que compartimos concurso en El Cultural con Belmonte pues varios de los micros me eran conocidos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Acabo de terminarlo y coincido contigo.Es un libro para disfrutar poquito a poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Charo, efectivamente. E incluso para abrir debate con alguno de los textos. Los que conocemos a Jose sabemos que le gusta revolver conciencias, pensamientos y sentimientos.

      Un abrazo.

      Eliminar
    2. Muchas veces hemos hablado Esther y yo de que sería interesante llevar el libro a un instituto. Da la oportunidad a los chavales de ejercer la creatividad escribiendo sus propios micros y a los profesores de proponer temas de debate.

      Un abrazo.

      Eliminar
    3. No es por desairaros pero en mi instituto no sería viable. Tenemos en marcha cuatro proyectos, el de Convivencia, el de Coeducación, el de Atención a la Diversidad y Educación en Valores y el de Normalización Lingüística. Y ojo, es laico y público. Vuestro libro es transgresor y para llevar un libro actual a las aulas ha tenido que ser mimado en el lenguaje, en como se afrontan los valores, en el respeto a las inclinaciones sexuales, a los mayores, a los minusválidos, a los enfermos... En mi opinión vuestro libro es para adultos. De haber pensado de esa manera inicialmente habría micros que os hubieseis tenido que plantear en no publicar. Y no hablo precisamente de censura.

      Un abrazo.

      Eliminar
    4. No fue un objetivo principal, sino algo que podía o no plantearse y que quedaba en manos de los departamentos de literatura valorar. Sin duda, estaría dirigido a los últimos cursos, porque, como bien apuntas, hay textos que los más jóvenes no entenderían como una crítica o como una exposición descarnada de las oscuras debilidades humanas.
      Independientemente de las "Pelusillas", opino que a pesar de la complejidad del microrrelato, éste es un buen punto de partida para desarrollar la creatividad y fomentar en los jóvenes la lectura profunda, a fin de cuentas, son las reinas y los reyes de la síntesis :-D

      Felicidades por vuestros proyectos; a tenor de lo que los jóvenes viven y vivirán en el futuro, es importante que se les dé otra perspectiva de la vida para que sean conscientes de que son dueños y dueñas de su voluntad, y responsables ante sí mismos y ante la sociedad de las actitudes que tomen.
      Nunca entenderé que la gente se pelee por la inclusión o exclusión en la escuela de las lenguas autonómicas y se olvide de defender el laicismo constitucional.

      Feliz fin de semana.

      Eliminar
    5. Esther, ya lo iréis viendo. Acaso las cosas se vean diferentes desde dentro que desde fuera. O acaso yo siempre haya sido muy cautelosa en los pasos que he ayudado a dar a mis hijos y a los de los demás.

      Estoy completamente de acuerdo contigo en que el microrrelato es un buen punto de partida para desarrollar la creatividad y fomentar en los jóvenes la lectura profunda. En nuestro centro el Departamento de Lengua y Literatura organiza un concurso anual de micros entre el alumnado. A los premiados se les da material escolar y libros y te puedo asegurar que suele haber calidad en cantidad.

      Esther, en el trasfondo de muchas rencillas hay intereses que no tienen nada que ver con las bases de la educación. Son cuestiones políticas que enmarañan todo para que no se vea nada.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar
  4. Acabo de terminarlo y coincido contigo.Es un libro para disfrutar poquito a poco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como una onza de chocolate, o cien, para engordar la mente y los sentidos.

      Un abrazo, Charo.

      Eliminar
  5. Gracias, Alicia, por tu reseña. Habrá que disfrutarlo sorbo a sorbo como proponéis.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aster, sé que tú le vas a sacar mucho sabor.
      Un abrazo.

      Eliminar